El pasado 11 de junio de 2013, Paco Vinagre desarrolló esta charla – coloquio en la que se intenta, en primer término, divulgar la labor conjunta de investigación humana llevada a cabo por dos de las mentes más brillantes del siglo XX: David Bohm, físico del que dijo Einstein: “él es el único que puede ir más allá de la mecánica cuántica“, y Jiddu Krishnamurtigran pensador indio; que fue desarrollada en forma de diálogos y recogida en varios libros: “Más allá del tiempo“, “El futuro de la humanidad” y “Los límites del pensamiento“. Hablaron sobre las grandes cuestiones humanas: el origen del sufrimiento, la mente, los patrones internos que impiden el cambio, el discernimiento y el sentido de la vida; llegando a varias conclusiones importantes.

Partiendo de esa base, nos propusimos continuar con el espíritu de unificación de Ciencia y Espiritualidad de Bohm y Kishnamurti y revisar las conclusiones obtenidas con una mente abierta y crítica, como ellos hicieron. Siendo conscientes de las limitaciones humanas en cuanto al lenguaje como medio de comunicaciónla lógica y la Ciencia. Para ello, hemos recopilado una serie de experimentos científicos que respaldan o corrigen las ideas a las que llegaron, organizándolos para dar un hilo coherente al gran concepto de fondo.

El sufrimiento humano proviene de las experiencias emocionales internas, que atrapan a nuestra mente racional impidiendo el cambio. Solo es posible deshacerse de estas estructuras cerebrales liberando las emociones que las fijan. Entonces seremos realmente libres y felices.

Esta última premisa, puramente humana: “tengo libre voluntad”, nos llevará dar el salto científico desde el materialismo a la espiritualidad trascendente, apoyados en el trabajo, teórico y matemático, de David Bohm en la unificación de la física y la conscienciaLa libertad, en un universo regido por leyes físicas deterministas, solo es explicable si existe algún mecanismo que genere efectos sin más causa anterior que la voluntad, y, según Bohm, este universo, en el que todas las partículas está unidas indisolublemente por el campo cuántico, no es más que la parte que nuestra consciencia experimenta de un Todo más amplio (Mente Universal), en continuo movimiento que genera y mantiene la realidad que conocemos.

Más información: Ciencia y Espiritualidad: Un intento de desmitificar el conflicto

Vídeo de la charla – coloquio

Presentación de la charla – coloquio