Lunación del 8 de Julio al 6 de Agosto 2013

ASTROANAMNESIS

Ya instaurado el verano, asistimos de nuevo al viejo soneto existencial en el que hemos convertido la sinfonía de nuestra sorda existencia. Tumbados al Sol, muchos quemaran en las arenas de su desierto personal las insatisfacciones que visten de un aparente sentido las dunas de una existencia agrietada ya por la falta del líquido precioso de la motivación y seguirán usando la crema solar que les proteja de las quemaduras ocasionadas tras un año repleto de incertidumbre.  Una vez más…, de nuevo…y otra vez…

La lunación pasada hacíamos hincapié sobre el arquetipo Urano que habita en cada uno de nosotros “recordándonos…nuestro estado angelical original, en donde la humanidad se sentía Uno con lo observado”. Pero existe otra “versión” del arquetipo, una versión a todas luces menos lírica, más “realista”: la que los remite al “Ser Condicionado”, atrapado en la inercia de sus propias creencias o de aquellas a las que se aferra o se somete por ingenua “fidelidad” al clan.

Esta Lunación promete. Promete…pues en ella nace de nuevo la promesa de una toma de consciencia superior.

Marte entrará también en el signo de Cáncer, desbordando su energía y precipitando los acontecimientos a partir del día 13 de éste mes. La Reina a Muerto!!! Viva la Reina!!! Gritarán algunos. Y con su muerte se establecerá de nuevo la posibilidad de hacernos nuestras las virtudes que “ella” representaba. Se nos coronará en el universo de nuestras particulares responsabilidades y dejaremos de acurrucarnos en los brazos sublimes de un destino que, confiábamos, algún día se mostraría benévolo con nosotros y nos mostraría “lo mejor”.

Y lo hace. Constantemente lo hace. A cada instante florece ante nosotros el reflejo de lo que verdaderamente “Soy”. Y a cada instante aparece ante mis ojos la realidad cruda de aquello en lo que nos hemos convertido.

Ahora, como nunca…, pero también como siempre…, la oportunidad que nos brinda el firmamento de liberarnos, cada uno, de sus particulares inercias es única, pero no por ello irrepetible. Porque… si de algo nos “nutrimos” los seres vivos, que conforma también la naturaleza de lo humano…, es, precisamente de esa capacidad ciega para estar, perpetuamente, repitiendo lo “anterior”.

Feliz viaje de regreso… estrellas.

Eliseo Gallardo (Astroanamnólogo)

mail: eliseo@astroanamnesis.es
web: www.astroanamnesis.com
www.astroanamnesis.es
Facebook: https://www.facebook.com/eliseo.gallardo1?fref=ts