Home 40 ARTÍCULOS 40 Cuando los deseos no se cumplen

Cuando los deseos no se cumplen

Hay toda una corriente de la «espiritualidad» moderna que ha convertido el «pide y se te dará» iniciático y ancestral en una especie de patente de corso para tener cualquier deseo y aspirar a que se manifieste. El procedimiento es: lanzas tu deseo al universo y después «sueltas», casi como que te olvidas aunque la intención esté subyacente; el universo escucha tu «encargo» y te sirve el pedido. Todo lo que necesitas es tener una fe profunda; lo de la fe también está sacado de un mensaje iniciático y ancestral.

Llegir aquest article en Català

Cuando los deseos no se cumplen001

No voy a entrar en lo de si esto funciona o no funciona. Me importa tratar algo más esencial. Me importa reflexionar sobre el hecho de que con este mensaje se teje una amalgama perfecta entre la sensación de que estamos siendo espirituales a la vez que no tenemos que renunciar en ningún sentido a la filosofía consumista. Se ha forzado el encaje entre dos cosas que, sencillamente, no tienen nada que ver.

Cuando los deseos no se cumplen002

El contexto original del «pide y se te dará» es iniciático, y por tanto hace referencia al alma perdida, desorientada o que ha tocado fondo, gira entonces sus ojos hacia arriba y Dios o el universo la asisten para que pueda empezar o continuar su camino hacia la libertad íntima. En este contexto, el alma puede resultar muy ennoblecida, y en su camino de nobleza puede necesitar la asistencia de «arriba» para seguir adelante con algún tema práctico. Como el contexto es el camino de la liberación respecto de las ilusiones, de «arriba» suelen responder también a estas llamadas prácticas, que son fruto de una feintensa y una necesidad perentoria, y es entonces cuando el mar separa sus aguas, a no ser que los «inescrutables designios del Señor» tengan pensada alguna otra cosa que será, a la corta o a la larga, incluso mejor para el camino evolutivo de la persona y otros implicados.

CU060711-001hr

Los gurús de la «consumotualidad» (palabra que he inventado para denotar la mezcla de espiritualidad y consumismo) dicen que todo está bien en cualquier caso; afirman que si vamos persiguiendo nuestros deseos estos serán cada vez más refinados a medida que los satisfagamos, y que de cualquier modo acabaremos, a las últimas, anhelando la fusión con Dios, o con el universo, como lo queramos llamar.

Bien, sí, pero mientras la sed de Absoluto no ha llegado estamos en un camino podríamos decir indirecto, o previo (nunca deja de ser camino, de cualquier modo; somos divinos y todo cuenta); es el camino de ir teniendo experiencias en la vida, pero no es el camino de quien toma la directa, con seriedad y compromiso, con la determinación de entrar en la impersonalidad última y liberarse de los deseos y las ilusiones, o de verse plenamente imbuido por el amor de Dios. Al no tratarse de la fase «directa» del camino, diríamos que nos hallamos en un contexto en que a «arriba» no les importa tanto lo que hagamos o dejemos de hacer, tengamos o dejemos de tener. Estamos soñando y recreándonos en el sueño, y diríamos que este ámbito no es mucho de la incumbencia de «Dios». La incumbencia de «arriba» es que despertemos, y con este fin puede trazar sus propios planes.

Cuando los deseos no se cumplen004

Estos planes pueden perfectamente incluir que nuestros deseos no se vean cumplidos.

Podemos haber pavimentado, en nuestra imaginación, una autopista hacia el cielo en base a deseos cumplidos cada vez más refinados, pero está por verse que esta hoja de ruta haya funcionado nunca y conduzca a la liberación final. Es un plan «consumotual» perfecto, pero no quiere decir que esté en armonía con las leyes que, desde siempre, conducen la evolución de las almas.

La evolución del alma incluye necesariamente un período de humillación tal que haga que estemos dispuestos a renunciar a todo con el fin de liberarnos de ese tormento. Sin este episodio, el ego no se rinde, y si el ego no se rinde no hay manera de poder avanzar más allá de él. «Dios está en nuestro interior» pero también es una fuerza cósmica, y el sentido de «levantar» la mirada al cielo en imploración es el de conectar con este «algo» vibrante, amoroso y vivo que es profundamente impersonal.

Cuando los deseos no se cumplen005

Así que no es extraño si de un modo recurrente nuestros deseos no se cumplen, o si llega el momento en que todo lo que teníamos se va al traste. Esto puede obedecer a factores kármicos y a un gran lío, o puede ser que desde «arriba» vean próximo nuestro despertar y nos inviten a emprender una vía de liberación más directa.

La mejor manera de ver materializados «deseos» y de gozar de sincronías muy oportunas consiste en que nuestros «deseos» se hallen más allá del deseo. Consiste en que deseemos el bien de todos los seres en última instancia y en que nos ofrezcamos como instrumento para una mayor armonía cósmica. Entonces sí que de «arriba» pueden tener un interés concreto y específico en ayudarnos. Porque no estarán ayudando a un «individuo» sino a la creación en su conjunto, cuyo fin último es despertar del sueño de la ilusión, y así pues también de la ambición y del deseo.

Ojalá aumente la calidad de nuestro «deseo», para que no sea un deseo ya, sino una aspiración de otra clase, en que todos estén incluidos.

© Francesc Prims Terradas

Llegir aquest article en Català

Cuando los deseos no se cumplen000

CONECTA CON LA CAJA DE PANDORA

Si quieres recibir actualizaciones periódicas de todo lo que vamos publicando, Suscríbete a nuestra lista de correo Aquí
  • Redes sociales
  • Visita nuestras webs
  • Portales de Vídeo y Audio

Síguenos en Facebook
www.facebook.com/pandoravideo ( Página Oficial )
www.facebook.com/groups/lacajapandora/ ( Grupo )

Síguenos en Google+
www.plus.google.com/+LacajadepandoraEu1

Síguenos en Twitter
www.twitter.com/cajapandora1

Síguenos en Social Red
www.socialred.com

Síguenos en Tsu
www.tsu.co

Visita y suscríbete la web de La Caja de Pandora
www.lacajadepandora.eu

Visita la web de videos de La Caja de Pandora
www.cajadepandora.tv

Visita y suscríbete al Periódico de La Caja de Pandora
www.pandoranews.eu

Suscríbete a los canales de vídeo La Caja de Pandora:

www.youtube.com/lascajasdepandora ( Principal )

www.youtube.com/matrixpandora ( El Origen y Descifrando La Matrix )

www.youtube.com/siyiyi ( Luís Palacios )
www.youtube.com/caixadepandoraTV ( Catalán )
www.youtube.com/PandorasTv ( Inglés )

Suscríbete al canal de Audio de La Caja de Pandora:
www.ivoox.com/escuchar-caja-de-pandora-audios_nq_4454_1.html

Síguenos en Vimeo
www.vimeo.com/channels/lacajadepandora

Nassim Haramein

About Francesc Prims

Licenciado en Filología, ha sido el redactor jefe de la revista Athanor durante diez años, y continúa siéndolo de la revista Dia de la Terra. A lo largo de su trayectoria ha entrevistado a personajes de la talla de Deepak Chopra, Federico Mayor Zaragoza o Eckhart Tolle. Además, doce años de vida en una comunidad de orientación espiritual le han proporcionado un inestimable bagaje en cuanto al conocimiento de la naturaleza humana. Es autor del libro de entrevistas Nuevos paradigmas (Editorial Sirio, 2015).

Check Also

PANDORA, EL PROGRAMA DE LOS BUSCADORES. Programa de radio oficial de La Caja de Pandora.

PANDORA es un programa que plantea todas las semanas preguntas curiosas, atrevidas, inquietantes y reveladoras …

(2017) Seminario de Libertad Emocional: Relaciones 2/8

Seminario de Libertad Emocional: Relaciones (2/8)

Libertad Emocional es un sistema de transformación personal holístico, que funciona no solo como un …

Un Mundo sin Cáncer…..

Pese a los duros ataques recibidos estos últimos días en los medios de Catalunya y …

2 comments

  1. Gran artículo de Francesc, felicidades por dar en el clavo y expresar de forma clara y directa que mucho de lo que nos vende la New Age está en realidad muy alejado de la verdadera espiritualidad. Como saben las personas que conocen los antiguos textos sánscritos hindúes, el deseo (o KAMA) es una de la grandes perdiciones del hombre, que le separa de la auténtica iluminación mística. En fin, no hace falta ser muy listo para ver que la escalera de deseos (o necesidades, según nos han vendido) es un camino interminable de frustración e insatisfacción, y más aún cuando este deseo está centrado en el puro mundo material.

    Por otro lado, en el ámbito de la física cuántica, Amit Goswami nos dice que la satisfacción de todos los deseos de todas las personas en todo momento no es posible, porque todo es uno y está entretejido. Cuando se dice que creamos “nuestra realidad” no se refiere a una realidad local o individual, sino global o cósmica. Desde este punto de vista, no hay “deseos satisfechos” ni “deseos incumplidos”; todo forma parte de un plan único (o conciencia única).

    • Muy bueno, comparto parte de la visión del autor, sin embargo deseo agregar un giro extra a la rosca de este tornillo. Y es que aunque hay mucho de consumo mezclado con la espiritualidad por definición una cosa no esta reñida con la otra. Sostener lo opuesto seria como ahondar en la receta de milenios propuesta por religiones como el catolicismo en las que se promueve el “carga tu cruz”…o cosas como que el celo es solo accesible a los pobres y cosas como esas que no han hecho mas que atrofiar la estima que el hombre tiene derecho a tener sobre si mismo para poder ser feliz con su propia vida.

      A ver… no quiero con esto ser contrapunto del autor… sino mas bien buscar una dialéctica que haga superar lo que para mi es esta “etapa new age” en la que vivimos que es como una especie de reacción contraria y opuesta a los milenios de “religiosa castración”. es como un péndulo… se libero desde el extremo de la castración y el no merecimiento a nada por ser culpables desde el nacimiento de un pecado original y ahora el péndulo se fue al extremo opuesto… hacia el quiero todo… y claro esta que el concepto de “todo” implica lo mas evidente… todo lo que mis sentidos pueden percibir… y de alli la “materialidad consumista” que condena a principios o leyes tan o mas antiguas a aquellos preceptos morales y dogmáticos que tenian la exclusiva.

      Finalmente el camino esta en el medio, las cosas son cosas vacías y carentes de capacidad de otorgarnos la mas mínima felicidad por si mismos, pero para darles ese “status” cada persona tiene que hacer su propio y bien intimo camino iniciático para des-cubrir que debajo del capot de un Ferrari no hay motores de felicidad que nos impulsaran a la vida de plenitud que todos en realidad deseamos tener.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.