Home 40 ARTÍCULOS 40 Cuestión de Tiempo: Cómo hacer del tiempo tu aliado contra el estrés y vivir una vida plena

Cuestión de Tiempo: Cómo hacer del tiempo tu aliado contra el estrés y vivir una vida plena

El tiempo no existe, De acuerdo….

Foto 1 subjectant la busca

Pero, paradójicamente, el tiempo es el máximo recurso del que disponemos en nuestro paso por esta vida. Es más, es el fundamento más absoluto e inevitable de nuestra existencia.

Pongamos las cosas en su justa medida: reconozcamos que, más allá de las convenciones que permiten la vida en sociedad, no sería necesario fragmentar conceptualmente el tiempo en horas, minutos y segundos. Aun así, no dejamos de fragmentar el tiempo, observamos un Sol que sale por la mañana que hace un recorrido ininterrumpido por el cielo y se pone en el ocaso. Y por la noche, la Luna igual.

Foto 2 Temps al cel

Es decir, que algo pasa. Digámoslo o no, tiempo, tenemos a nuestra disposición, un espacio que en este caso no es físico, sino, valga la redundancia, temporal. Dejemos de llamarlo tiempo si nos hacemos un lío con el hecho de que “no existe” o si tendemos a identificarlo demasiado con los minutos y segundos; llamémosle “espacio temporal”, o algo semejante que prefiramos. Sea como sea es algo que está ahí, no solo a nuestra disposición, sino como fundamento de nuestra existencia en este plano.

Foto 3 persones amb rellotges

Sí, en este plano. Es decir, concibamos la posibilidad de que, vista desde un observador externo que se halle bajo otras condiciones de realidad, nuestra vida entera dure el equivalente a un segundo, o incluso menos. Desde la perspectiva de un ser que viva millones de años, como el Sol o la Tierra, la vida de un ser humano puede ser algo muy fugaz. Desde la perspectiva de una mosca de esas que viven un día, puede ser algo próximo a la eternidad. Para nosotros, es lo que es. Y es un marco absolutamente inevitable, y mucho más fundamental que el espacio físico. Digo esto porque es teóricamente posible que una persona pase toda su vida en un único espacio, digamos por ejemplo en una habitación. La persona no necesita de un recorrido en el espacio físico para seguir viva. Sin embargo, lo que esa persona, aunque no se mueva, no puede evitar de ninguna de las maneras, es moverse a través del espacio temporal. Es absolutamente inevitable que el tiempo pase para ella.

Siendo tan fundamental esta concepción, ¿estamos seguros de hacer de ella también la parte más fundamental de nuestras vidas? ¿Qué significaría esto y en qué nos beneficiaría?

Bien, pues esta concepción puede, ni más ni menos, que erradicar todo nuestro estrés. Al menos, idealmente.

Podemos concebir que en nuestra vida todo es cuestión de tiempo, y remitir ahí no solo nuestros planes, sino también todo tipo de imprevistos. Podemos saber que cualquier cosa que surja en nuestra vida va a implicar en el fondo solamente una redistribución de nuestro tiempo, y descansar en esta certeza.

Lo voy a ejemplificar un poco a través de la actitud que adoptan, ante distintas situaciones, Pepito Agobiado y Juan Relajado.

Ha habido un accidente en la carretera y se forma una larga cola. Tanto Pepito como Juan deberían llegar a cierta reunión importante lo antes posible. Pepito Agobiado piensa: “¡Maldita sea!, con lo tarde que voy, y ahora este atasco. Me voy a perder la reunión con esos posibles clientes. En el peor de los casos, me echarán del trabajo. Será mi ruina”. En cambio, Juan Relajado piensa: “Bien, está ocurriendo algo distinto de lo que había planeado. Ya se sabe; la vida es así: muchas veces te obliga a reajustar tus planes en el tiempo. En lugar de hallarme conduciendo, me encuentro aquí parado, pero es inevitable. ¿Y al tiempo qué le importa si lo paso conduciendo o haciendo cualquier otra cosa? Al tiempo le da igual. Entonces, a mí también. Me relajo en el coche y ya veré si llego a tiempo a la reunión o no. Mientras tanto, a ver cómo puedo aprovechar este rato: puedo pensar en algo, o hacer una pequeña meditación, etc.”.

Foto 4 reunió

Esos clientes potenciales se sintieron ofendidos al no haber habido reunión y consiguieron inmediatamente otros proveedores. Pepito resulta despedido. Juan también. Pepito se agobia: “¡Pues ya estoy sin trabajo! ¿Y ahora cómo lo voy a hacer?, con lo difícil que está todo… ¿Y cómo se lo digo a mi mujer?”. Pepito empieza a dedicar gran parte de su tiempo a agobiarse. En cambio, Juan piensa: “Toca redistribuir el tiempo. Mañana, en vez de levantarme e ir al trabajo, me levantaré y me tocará hacer otra cosa: pensar en distintas opciones y ver qué posibilidades hay. ¿Acaso soy más feliz cuando conduzco para ir al trabajo que cuando conduzco para ir a cualquier otro sitio? No particularmente. Así que no es muy importante lo que haga en realidad. Lo único importante es cómo me siento en cualquier momento con cualquier cosa que haga. Así que redistribuyo mi tiempo y sigo agradecido a la oportunidad que tengo de continuar manejándome en esta dimensión temporal. La vida tiene caducidad, tanto si tengo trabajo como si no. Entonces, mejor aprender a estar bien a cada momento”.

Ni que decir tiene que el aplomo de Juan le permite conseguir un empleo con mucha mayor facilidad que a Pepito. Pero es que incluso si no consigue un trabajo y se arruina, Juan piensa, en la cola de la Beneficencia: “De nuevo redistribuyo mi tiempo. En vez de hacer cola en el súper la hago aquí, en Beneficencia. Pero todo es tiempo, ¿no es cierto? No importa lo que haga, en realidad es tiempo lo que hago, y siendo esto así, no me ocupa otra cosa que disfrutarlo, maravillado por el continuo transcurrir de esta existencia caduca”. Difícilmente se nos va a deprimir Juan, pero incluso si le pasa y se encuentra de pronto en la sala de espera del psicólogo, piensa: “He redistribuido mi tiempo una vez más, y en esta ocasión he optado por ir al psicólogo. Es perfecto, porque da igual lo que haga: todo es tiempo. Lo que sí es interesante para mí es cómo disfruto el momento”.

Foto 5 acompanyat pel temps

Esta filosofía le sirve a Juan incluso cuando “no disfruta”: por ejemplo le deja la mujer, o se le muere alguien querido. Juan no tiene por qué ser una barra de hielo. Puede necesitar llorar, desahogarse, etc. Pero piensa: “Podría estar leyendo tranquilamente un libro, pero el destino ha dispuesto este episodio doloroso en mi vida: de nuevo, redistribuyo mi tiempo, y dedico un rato a llorar y honrar a este ser querido. Lo que importa es lo presente que estoy en este momento; cómo permito que nutra a mi ser esta experiencia”.

Y de esta manera vive Juan, cambiando de planes en cada despido, cada enfermedad, cada imprevisto, pero siempre sabiendo que el regalo del tiempo lo tiene durante toda su vida, y abriéndose a sentir y a percibir a cada instante, consciente de que cada experiencia nutre su alma. Puede ser que Juan se dedique a “crearse su realidad” en la medida de lo posible, en base a las técnicas hoy ampliamente difundidas de visualización en base a la intención, o puede ser que no lo haga, que permita que sea la vida la que a cada momento le sorprenda con sus propuestas, para el mayor bien de su evolución y su camino.

Foto 6 Valorar el temps

En el lecho de muerte, Pepito no sabe muy bien qué ha pasado; la vida ha sido una sucesión de acontecimientos a los que a menudo no prestó mucha atención, por estar enfrascado en sus propios procesos emocionales y mentales. En cambio, Juan sabe muy bien lo que ha pasado: ha tenido lugar una trayectoria en un espacio temporal, y se acerca el final del viaje. Agradece todas las experiencias, porque ha permitido que todas le nutriesen, al no haberse agobiado por ninguna de esas experiencias, consciente de que todas ellas sólo requerían de él una cosa: que les dedicase tiempo, o mejor expresado, que las aceptase como parte de su tiempo. Juan no sabe muy bien qué pasará con el tiempo más allá, pero se abre excitado a la aventura, habiendo cosechado los frutos que la experiencia terrenal le proporcionó a su alma.

© Francesc Prims Terradas

 Foto 7 temps desfent-se

CONECTA CON LA CAJA DE PANDORA

Si quieres recibir actualizaciones periódicas de todo lo que vamos publicando, Suscríbete a nuestra lista de correo Aquí
  • Redes sociales
  • Visita nuestras webs
  • Portales de Vídeo y Audio

Síguenos en Facebook
www.facebook.com/pandoravideo ( Página Oficial )
www.facebook.com/groups/lacajapandora/ ( Grupo )

Síguenos en Google+
www.plus.google.com/+LacajadepandoraEu1

Síguenos en Twitter
www.twitter.com/cajapandora1

Visita y suscríbete la web de La Caja de Pandora
www.lacajadepandora.eu

Visita la web de videos de La Caja de Pandora
www.cajadepandora.tv

Visita y suscríbete al Periódico de La Caja de Pandora
www.pandoranews.eu

Suscríbete a los canales de vídeo La Caja de Pandora:

www.youtube.com/lascajasdepandora ( Principal )

www.youtube.com/siyiyi ( Luís Palacios )
www.youtube.com/caixadepandoraTV ( Catalán )
www.youtube.com/PandorasTv ( Inglés )

Suscríbete al canal de Audio de La Caja de Pandora:
www.ivoox.com/escuchar-caja-de-pandora-audios_nq_4454_1.html

Síguenos en Vimeo
www.vimeo.com/channels/lacajadepandora

Nassim Haramein

About Francesc Prims

Licenciado en Filología, ha sido el redactor jefe de la revista Athanor durante diez años, y continúa siéndolo de la revista Dia de la Terra. A lo largo de su trayectoria ha entrevistado a personajes de la talla de Deepak Chopra, Federico Mayor Zaragoza o Eckhart Tolle. Además, doce años de vida en una comunidad de orientación espiritual le han proporcionado un inestimable bagaje en cuanto al conocimiento de la naturaleza humana. Es autor del libro de entrevistas Nuevos paradigmas (Editorial Sirio, 2015).

Check Also

PANDORA, EL PROGRAMA DE LOS BUSCADORES. Programa de radio oficial de La Caja de Pandora.

PANDORA es un programa que plantea todas las semanas preguntas curiosas, atrevidas, inquietantes y reveladoras …

(2017) Seminario de Libertad Emocional: Relaciones 2/8

Seminario de Libertad Emocional: Relaciones (2/8)

Libertad Emocional es un sistema de transformación personal holístico, que funciona no solo como un …

Un Mundo sin Cáncer…..

Pese a los duros ataques recibidos estos últimos días en los medios de Catalunya y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.