Home 40 ARTÍCULOS 40 Antonio Tirado 40 Conversaciones con Isis – Antonio Tirado

Conversaciones con Isis – Antonio Tirado

 Conversaciones con Isis

A finales del 2002, tuve una sucesión de conexiones con una energía femenina del plano sutil. La llamé con
el nombre de “Africana” debido a su aspecto y su energía; pero más tarde me llevé una sorpresa, cuando
me explicó a quien representaba, pues me dijo que era una frecuencia de Mª Magdalena, manifestada en
forma indígena.
En una de sus conexiones, me invitó a un encuentro en un punto de la geografía catalana. Me explicó, que
representaba la conexión con la energía de la tierra y que si yo la aceptaba, iría activando esa conexión en
mi.
Acepté, y durante un tiempo, estuvo armonizándome y transmitiéndome conocimiento, pero debido a la falta
de madurez e incomprensión, dejé de conectarme conscientemente, aunque ella siguió acompañándome
en todo momento en el plano sutil.
Pasaron los años y esa energía se volvió a manifestar y a recordarme su “existencia”. En ese momento,
también me hizo consciente de la cohincidiencia de que estaba atendiendo a un montón de mujeres con
problemas hormonales, desarreglos menstruales, problemas uterinos, etc.
En ese punto en las terapias que venía realizando, entre otras energías, no sólo asistía “Africana”, sino que
además, empezó a aparecer la energía de la Madre Isis y entre las dos, me estuvieron explicando muchas
cosas, algunas de las cuales me gustaría compartir.
Una de las preguntas que hacia años me rondaba por la cabeza, era donde iba a parar la energía de todas
las mujeres que hacían trabajos de conexión y meditación con la luna, pues doy por hecho, que es de
conocimiento común, que la luna es un satélite artificial que estabiliza el campo magnético de nuestro
sistema solar y que a parte, es utilizado como una herramienta de control psíquico y emocional, pues se
sabe que rige todas las actividades del hombre, a través del elemento del agua, el cual constituye
aproximadamente el 70% de nuestra composición química.
La Madre Isis me preguntó: te has dado cuenta de lo que hay sobre mi cabeza?
Si, le contesté. Una gran esfera, de color nacarada o maxim.
Y sabes lo que representa?
No, le contesté.
Querido hijo, esta esfera de luz, representa la consciencia de la Tierra. Subir la energía de la Tierra a la
consciencia, anula el holograma de conexión con la luna y la manipulación de todas las sacerdotisas;
purificando y liberando, a través de la energía de la tierra, la energía femenina.
Te habrás dado cuenta que en muchas ocasiones, aparecen en determinadas energías y seres, una esfera
de luz dorada alrededor o encima de sus cabezas. Representa la conexión con el Padre-Madre, la Fuente,
a través de la expansión de la consciencia.

En muchas culturas, el disco solar ha sido la representación del arquetipo de conexión con el Padre
Cósmico. En el caso de la luna, representa la manipulación, pues verdaderamente la Tierra es quien
representa el arquetipo de la madre cósmica a través de la energía que irradia su consciencia.
Osiris representaría el arquetipo del Padre Cósmico, nuestro Alfa y Omega, el sol central de Alcyone en
Pléyades.
Isis, representaría nuestro arquetipo de la Madre Cósmica, nuestro Alfa y Omega, el sol central del planeta
Tierra.
Horus, representaría el hijo, nosotros. El Espíritu Santo. El puente arcoiris. La unión del cielo y la Tierra. El
maestro Jesús y la Maestra María Magdalena; Excalibur y El Santo Grial.
El ojo de Horus de hecho, es la representación del Tálamo, la médula oblóngata, el hipotálamo y el cuerpo
calloso. Que es el emisor-receptor y modulador, de las ondas psíquicas.
Cada vez que las mujeres hacen meditaciones y conexiones con la luna, su energía va realmente a la
Tierra, abriendo un portal con las ciudades intraterrenas e intraoceánicas. Pero es conveniente y necesario
que esta entrega energética, sea consciente, para que tenga mayor potencia; igual que la entrega de su
sangre durante el período (luna roja), lo que fortalece el vínculo de unión con la tierra y ayuda a limpiar y
purificar el arquetipo de energía femenina y todo su histórico de manipulación; ayudando a libertar la
energía de las hermanas sacerdotisas que todavía están atrapadas en diferentes zonas del planeta y
realidades paralelas, dentro de cristales y otras estructuras.
Hay dos linajes que agrupan las diferentes órdenes y jerarquías femeninas que operan en el planeta Tierra:
La Flor de Lis, sustentado por la energía de Mª Magdalena y el de la Rosa Mística, sustentado por la
energía de la Madre María. Cada una de las cuales, trabaja diferentes aspectos y frecuencias.
Es importante la conexión del linaje de la Flor Mística de la Madre María en el rescate umbralino, pues es
verdaderamente el amor de la madre, el que a través del viaje, acompaña la sombra de la persona, la que
guarda, la que contempla, la que espera.
Los 11 pétalos, representan el dominio de la inconsciencia. Sería un paralelismo con el arcano del Tarot
llamado “La fuerza”. Aunque según mi información, estas puertas iniciáticas y sus frecuencias fueron
manipuladas desde la caída de la Atlántida.
La rosa, es un laberinto de frecuencias lumínicas que permiten la conexión interdimensional. Es lo que en
mi trabajo defino como “La telaraña”.
Por otro lado, el linaje de la Flor de Lis, magnetizado con la energía de Mª Magdalena, representa la
curiosidad por aprender, la experiencia que quiere ser vivida, la hija, la doncella. La Flor de Lis
representaría a la orden hermética e iniciática de los Melchizedeck en la tierra, los alquimistas que
controlan la energía. La línea femenina de estas escuelas secretas, eran antiguamente representadas a
través de las vírgenes negras; en representación del poder femenino y la conexión con la manipulación y el
conocimiento de las fuerzas y leyes telúricas.

Querido hijo, gastas un montón de energía en cada una de tus conexiones, pues tienes que proyectarte
hasta los pulsares de interconexión para que desde ahí, pueda ser proyectada tu señal. Vamos a mostrarte
una forma para que optimices tu energía y para que tu caudal, sea todavía más fuerte y constante para los
rescates que has de llevar a cabo; pues es la Tierra la que tu cuerpo físico pisa y no las estrellas.
A través de ti, las jerarquías de luz ya realizan la conexión de los discos solares y otras frecuencias en el
plexo solar de todas las personas que atiendes y conectas a través de tus trabajos; pero ahora,
necesitamos que además, te ancles y ancles, la energía de la Diosa y sus códigos en todas las personas;
para que realmente podáis actuar como los puentes arcoiris que sois, conectando cielo y tierra.
Manifestando así la fuerza creadora de la Fuente Trina, que es el amor crístico que se proyecta desde
vuestro corazón cuando este arco de luz se activa y que se representa con el símbolo de la Cruz de Malta
del amado Saint Germain. Esa es la verdadera Edad de Oro, la integración y el despertar de la consciencia
del ser en la búsqueda del Dios interno.
Vamos pues con tu iniciación querido hijo, optimicemos tus códigos para que podamos expandir a través de
tu servicio y de tu luz, un mayor rango lumínico y que este código que inoculamos en ti, ayude a otros a
conectar con su sabiduría mayor.
Respira profundamente por tres veces, conecta ahora con el templo de cristal de tu corazón.
Observa como una luz blanca, empieza a irradiar dentro de él. Comienza a tomar un tono tornasolado de
color plata, irradiando una sutil frecuencia arcoírica.
Poco a poco, esa esfera va aumentando su tamaño, hasta rodearte completamente. Crece lentamente con
cada latido de tu corazón.
En un momento, dejas de sentir tu cuerpo dentro de la burbuja de luz blanca maxim, pues te has fundido
con ella, ahora, eres totalmente luz; y desde el centro de esa luz, proyectas ante ti, un disco de color
plateado. Es como un espejo de agua. Es tu conexión con la Madre Cósmica, con Ia Madre Isis, con la
Madre María. Te acercas a ese disco con la intención de tocarlo y empiezan a aparecer símbolos,
mostrando un portal de conexión y activación.
En su centro, puedes ver una caracola de mar, en cuyo interior, se deja entrever como una especie de
escalera.
Puedes entrar.
Automáticamente eres absorbido y proyectado a una vertiginosa red de túneles de frecuencias de luz.
Saltas de una frecuencia a otra, según tu codificación almica. Es como si te hubieran lanzado por un
tobogan galáctico. No hay espacio, no hay tiempo, no hay nada, sólo galerías y galerías de luz, que
recorres a una velocidad superluz.
De repente, todo se para, y apareces en medio de un inmenso vacío. Todo a tu alrededor es oscuridad, tú
eres oscuridad. Aunque tienes una vaga sensación de tu cuerpo, el cual no ves y no está definido. Está,
pero no está. Lo sientes, pero no lo sientes.

Empiezas a percibir sensorialmente que a lo lejos, algo se acerca hacia ti. Una infinidad de hilos plateados
“vuelan”, como serpientes ondulantes, desde diferentes puntos y entran por la planta de tus supuestos pies,
ascendiendo por tus piernas, llegando a tu perineo, que como una bomba, propulsa esta energía hasta tu
centro cardíaco y empieza a girar y girar en sentido antihorario. Es la energía telúrica de la consciencia de
la tierra, de todos los mares y océanos, de todas las ciudades intraterrenas e intraoceánicas, de las raíces
de todos los árboles y reino vegetal, de todos los devas y elementales de la naturaleza.
Un escalofrío recorre tu espalda, pues todos estos reinos se acoplan a tu sistema nervioso, a tu esqueleto,
a tus músculos, penetra en tu torrente sanguíneo.
Ahora, una infinidad de hebras doradas repiten el mismo proceso, como una lluvia de flechas, entrando por
tus supuestos brazos y cabeza, alojándose también en tu corazón, sumándose al giro de la energía plateda.
Puedes ver como se genera un símbolo que conoces como Yin-Yang con estas dos energías; dorada y
plateada. La unión de los arquetipos, la unión de los polos. El Padre y la Madre Cósmica están ahora
equilibrados en ti y tú eres su hijo, el Espíritu Santo, consumando la Divina Trinidad Cósmica; manifestada y
activada en vuestro templo, vuestra llama trina, vuestro portal de ascensión.
Esa esfera de luz de tu corazón va aumentando su tamaño hasta envolverte nuevamente. Gira, gira y gira.
Cada vez más rápido.
Y sin darte cuenta, poco a poco, va adquiriendo la apariencia de una orquídea, y sin darte cuenta, esa
orquídea pasa a representar tu cuerpo físico y empiezas a tomar consciencia de tu cuerpo y de la orquídea
en él.
Y sin darte cuenta, vuelves a estar en el aquí y ahora, de nuevo manifestado y encarnado en este plano.
La flor de lis, representa la conexión del alma con el corazón, manifestando a través de la garganta la
sabiduría y la conexión de tu campo psíquico mayor. En los tiempos de los Hijos de Ra, los Esenios, lo
conocían como el lenguaje suave.
Ahora camina, expande, irradia, nutre.
Queda en la paz y en la luz de tu corazón.
Queden en la paz de su Cristo Interno.
Luz.
Antonio Tirado  (25-11-2012)

http://www.13coronas.com/

Antonio tirado - 13 Coronas (3) web pequeña

 

Sol Ahimsa Colomgia 2018

About Luís Palacios

BARCELONA ( España ) Grabación , Edición , Entrevistas, Marketing online como reportero en la Caja de Pandora. Terapeuta en BIONEUROEMOCION-BIODESCODIFICACION CP1-CP2-CP3 , THETAHEALING ,PSYCH-K, METODO YUEN , PSICOTERAPIA PRANICA, , PNL, HIPNOSIS ERICKSONIANA . ESPECIALIZADOS EN CONSULTORIA INTERNACIONAL ON LINE (Skype)Y PRESENCIAL en Centro Salud Arte en Barcelona,

Check Also

¡Sí a las Medicinas Tradicionales y Complementarias: Tú pagas, tú decides!

¡Sí a las medicinas tradicionales y complementarias en el Sistema Público de Salud. Por el …

(2017) Seminario de Libertad Emocional: Relaciones 2/8

Seminario de Libertad Emocional: Relaciones (2/8)

Libertad Emocional es un sistema de transformación personal holístico, que funciona no solo como un …

Un Mundo sin Cáncer…..

Pese a los duros ataques recibidos estos últimos días en los medios de Catalunya y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.