Home 40 ACTUALIDAD - NOTÍCIAS 40 Planeta Tierra S.A., El Acuerdo de Asociación Transpacífico pone los intereses comerciales por encima de las leyes y los estados

Planeta Tierra S.A., El Acuerdo de Asociación Transpacífico pone los intereses comerciales por encima de las leyes y los estados

Por la importancia que supone esta notícia, hemos recogido algunos artículos con información sobre las negociaciones que  están llevando a cabo en Singapur donde 12 Paises están reunidos para llegar a un acuerdos sobre la  Asociación Transpacífico ( TPP ) y que de hacerse efectivos nos llevarán de lleno al Planeta Tierra S.A. ( Sociedad Anónima ). Las negociaciones parece que se encuentran en sus ultimas fases y lo mas extraño, es lo poco ( o nada ) que hemos oído hablar sobre esto en los medios.

Puntos clave del TPP para el consumidor:

Alimentos: En el marco del TPP, la industria estadounidense está pidiendo poderes aún más estrictos para limitar a otros países la regulación de productos como los alimentos genéticamente modificados, pesticidas y aditivos.

Propiedad intelectual: Este es probablemente el capítulo más polémico del TPP, pues elevaría la protección de la propiedad intelectual y las normas de aplicación por encima de los niveles ya elevados fijados por la OMC, en perjuicio de los consumidores.

Solución de controversias: Bajo las normas estatales de solución de controversias sobre inversión propuestas por el TPP, las grandes empresas pueden demandar a los gobiernos ante un tribunal comercial internacional por introducir nuevas leyes – como las leyes de protección al consumidor – que dañen sus negocios.

Comercio electrónico: El TPP está proponiendo adoptar y fortalecer las problemáticas reglas de privacidad transfronterizas de la APEC, que se desarrollaron sin participación adecuada de las organizaciones de consumidores ni grupos dedicados al tema de la privacidad

Exclusión de organizaciones de consumidores: Se sabe que los capítulos sobre ‘Competencia’ y ‘Comercio Electrónico’ incluyen material sobre protección de los consumidores, y que también existe un capítulo sobre ‘Servicios financieros’ que sin duda es de interés para los consumidores. Sin embargo, a todas las organizaciones de consumidores se les ha negado el acceso a estos textos, mientras está claro que a los grupos de presión empresariales se les ha permitido verlos.

El primer artículo que reproducimos mas abajo corresponde a la última notícia que hemos encontrado, parece que no ha habido acuerdo y lo posponen para enero de 2014, todavía estamos a tiempo de frenar esta locura.

mapa-tpp

Acuerdo de Asociación Transpacífico tendrá que esperar hasta 2014

Singapur.- El Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP),  gran proyecto de libre comercio que incluye a 12 países, entre ellos Chile,  Perú y México, no se cerrará este año y habrá que esperar hasta 2014,  frustrando las ambiciones de Estados Unidos, gran valedor del TPP.

“Hemos decidido proseguir nuestro trabajo en las próximas semanas. Tras una  labor suplementaria llevada a cabo por los negociadores, tenemos la intención  de volvernos a reunir el próximo mes” de enero indicaron en un comunicado los  12 ministros del TPP, reunidos en Singapur.

Washington intentaba que el TPP se concretara antes de fin de año.

Las negociaciones del TPP involucran a 12 países (Australia, Nueva Zelanda,  Canadá, Brunéi, Estados Unidos, Malasia, Japón, Singapur, Vietnam, Perú, Chile  y México).

El TPP, cuyas primeras negociaciones arrancaron en 2004, quiere crear la  zona de libre comercio más grande del mundo a ambas orillas del Pacífico. Sus  países integrantes suman el 40% del PIB mundial.

Fuente: http://www.lasegunda.com/Noticias/Economia/2013/12/898908/Acuerdo-de-Asociacion-Transpacifico-tendra-que-esperar-hasta-2014

Monsanto está a punto de celebrar su gran golpe maestro: tenemos hasta el fin de semana para detenerlo

El Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP por sus siglas en inglés) consiste en un pacto ultra secreto y de altísimo alcance entre 12 países clave que otorgará a las grandes corporaciones un poder sin precedentes, entre ellas Monsanto.

Bajo este acuerdo, las compañías podrán usar un nuevo tipo de tribunales globales para demandar a nuestros gobiernos cuando emitan leyes que nos protejan pero que puedan hacer peligrar sus beneficios empresariales. El tratado toca todos los ámbitos imaginables, desde el etiquetado de los alimentos transgénicos hasta nuestro derecho a un Internet libre. Wikileaks ha filtrado la historia y, aunque la oposición ciudadana a este acuerdo crece cada día, los gobiernos se están apresurando para dejarlo sellado en 48 horas.

Toda esta maquinación es una locura, pero aún podemos evitar el pacto — 3 países están dudando y, si se retiran ahora, el acuerdo entero podría venirse abajo. Si los líderes de Chile, Nueva Zelanda y Australia reciben un aluvión de apoyo público que les pida que den la cara por los ciudadanos, podemos hacer que esta invasión corporativa salte por los aires antes de que Monsanto descorche el champán de la victoria. Firma ahora y comparte la campaña con todos tus conocidos:

http://www.avaaz.org/es/no_champagne_for_monsanto_loc/?bWyCPab&v=32181

Los borradores filtrados sobre el TPP parecen la lista de la compra de las súper empresas mundiales. De aprobarse, la imposición de la voluntad de las corporaciones sobre los gobiernos se establecería como norma a nivel mundial gracias a un sistema de tribunales opacos. Cortes judiciales de esta naturaleza podrán limitar el acceso a medicinas genéricas más baratas en favor de los medicamentos de marca, e incluso permitir que las compañías tabacaleras demanden a los gobiernos por normas de salud pública que amenacen sus beneficios. Casi es demasiado absurdo para ser verdad.

¡Lo increíble es que prácticamente nadie ha oído hablar del TPP! Las charlas son tan secretas que solo los negociadores directos y un grupo formado por 600 lobbistas conocen los detalles. Ni siquiera los parlamentarios que hemos elegido en las urnas han tenido acceso a su contenido. Los documentos filtrados han conseguido que políticos y ciudadanos de Chile, Nueva Zelanda y Australia pongan el grito en el cielo y traten de parar este secuestro corporativo. Se enfrentan a Estados Unidos, que está decidido a finiquitar el trato antes de que salte al escrutinio público.

El TPP nos afecta a todos — viola nuestros derechos y debilita nuestras democracias solo para proteger la cuenta de resultados de las empresas. Solo tenemos unos días para detenerlo. Únete a esta llamada urgente y díselo a todo el mundo:

http://www.avaaz.org/es/no_champagne_for_monsanto_loc/?bWyCPab&v=32181

Es fácil sentirse insignificante frente a la fuerza de las grandes corporaciones que mueven los hilos de nuestros gobiernos. Pero somos nosotros, y no el dinero, la verdadera fuente de energía del sistema. Nuestra comunidad ha demostrado una y otra vez que, cuando nos unimos para proteger nuestros derechos frente al creciente poder de las empresas, podemos vencer. Paremos ahora esta amenaza sin precedentes que se cierne sobre nuestras democracias.

Fuente: http://elclarin.cl/web/index.php?option=com_content&view=article&id=9923:monsanto-esta-a-punto-de-celebrar-su-gran-golpe-maestro-tenemos-hasta-el-fin-de-semana-para-detenerlo&catid=23:activismo&Itemid=18

Glyn Moody – ¿Qué es la Alianza Trans-Pacífica (TPP)?

El 14 de noviembre tuvo lugar una discusión en vivo con Glyn Moody, periodista y escritor que se especializa en el estudio de codigo abierto, datos abiertos, derechos de autor, patentes y derechos digitales. En este punto culminante de la discusión, Glyn explica exactamente lo que es la Alianza Trans-Pacífica (TPP) y por qué deberíamos estar preocupados.

http://youtu.be/-rqzACGAQaw
Link:  http://www.youtube.com/watch?v=-rqzACGAQaw

Youtube  :  melvecs

fuente: http://periodismoalternativoblog.wordpress.com/2013/12/16/que-es-la-alianza-trans-pacifica-tpp/

Amenazas que plantea el TPP


Más poder a las corporaciones para atacar las Naciones

Lea cómo las corporaciones extranjeras estaría facultado para atacar a nuestra salud, medio ambiente y otras leyes ante los tribunales extranjeros para demandar indemnización de los contribuyentes a las políticas que piensan que socavan sus beneficios futuros esperados.

Las amenazas a la salud pública

Los negociadores estadounidenses están presionando a la agenda de las grandes farmacéuticas – control monopólico ya las drogas para las grandes empresas. Esto significaría millones de personas en los países en desarrollo están aislados de medicamentos que salvan vidas y precios más altos para el resto de nosotros.

Adiós Buy America y trabajo

Lea cómo protecciones especiales de inversores incentivar la deslocalización, proporcionando beneficios especiales para las empresas que dejan. Además, TPP impondría límites a la forma en que nuestros funcionarios electos pueden usar dólares de impuestos – que prohíbe Buy America O Compra preferencias locales.

Debilitamiento de Seguridad Alimentaria

TPP nos requeriría para importar alimentos que no cumple con las normas de seguridad de Estados Unidos. Sería limitar el etiquetado de alimentos.

Hijo de SOPA: coartar la libertad en Internet

Pensamiento SOPA era malo? Lea cómo TPP podría exigir a los proveedores de servicios de Internet a “policía”-la actividad del usuario y el tratamiento de los infractores individuales a gran escala los infractores con fines de lucro. Además, TPP podría frenar la innovación.

La desregulación financiera: Delight Banksters ‘

TPP podría revertir la re-regulación de Wall Street. Se prohibiría la prohibición relativa a los servicios financieros de riesgo y socavar “demasiado grandes para quebrar” las regulaciones.

 

Fuente: https://www.citizen.org/TPP

Sobre el Acuerdo Transpacífico de Libre Comercio (TPP)

Poca información nos ha llegado hasta ahora sobre el Acuerdo Transpacífico, pues las negociaciones se están llevando con bastante secreto. Pero inspeccionando algunos medios que han filtrado alguna información, en este artículo vamos a presentar las intenciones y peligros del llamado Acuerdo de Asociación Transpacífico (TTP, por sus siglas en inglés) entre los dos actores principales, como son los Estados Unidos y la Unión Europea. Hemos de comenzar constatando que Washington ha perdido influencia económica en Asia (ante el avance de China, país emergente del grupo de los BRICS), y ello quizá sea un motivo fundamental para la creación de esta contraofensiva a múltiples bandas en el tablero internacional. Se cuentan ya por cientos las reuniones bilaterales que se han celebrado, y la inmensa mayoría de ellas han tenido como interlocutores a grandes empresas y sus grupos de presión.

Este Acuerdo de Libre Comercio entró en vigor en enero de 2006 para Brunei, Chile, Nueva Zelanda y Singapur. Otros ocho países se sumaron luego y están negociando su incorporación: Australia, Canadá, Estados Unidos, Japón, Malasia, México, Perú y Vietnam.La Alianza Trans-Pacífico (TPP) liderada por EE.UU. ha expandido sus socios entre los países andinos: Chile, Perú y Colombia. Esto funciona como un trampolín para debilitar los bloques de intercambio comercial en la región como MERCOSUR y ALBA, que excluyen a Washington. Mientras tanto, la CIA, el Departamento de Estado y las ONGs aliadas impulsan todo tipo de sabotajes económicos y campañas de desestabilización política para debilitar al gobierno socialista de Venezuela. Los banqueros y capitalistas pro-EE.UU. siguen trabajando para sabotear su economía, generar inflación (50%), desabastecimiento de artículos básicos de consumo y apagones eléctricos. El control que ejercen sobre los medios de prensa de Venezuela les ha permitido explotar el descontento popular echándole la culpa de la inestabilidad económica a la “ineficiencia del gobierno”. El TPP emerge entonces como un nuevo Acuerdo Comercial Occidental, en una clara estrategia ofensiva de EE.UU. y la Unión Europea hacia sus principales competidores.

tpp-960x623

Pero lo más increíble es que casi nadie ha oído hablar del TPP. Las charlas son tan secretas que sólo los negociadores directos y el grupo de lobbistas conocen los detalles de las negociaciones ni las implicaciones en juego. Ni siquiera nuestros Parlamentos nacionales, ni el Parlamento Europeo, conocen los detalles de su contenido completo. Y los pocos documentos filtrados, han conseguido que algunos países implicados en la negociación hayan puesto el grito en el cielo, ante tamaño atropello y secuestro corporativo. Pero nos enfrentamos a Estados Unidos, que está decidido a finiquitar el asunto antes de que se conozcan todas las consecuencias del malévolo y demencial Tratado. Porque lo cierto es que el TPP, si llega a aprobarse definitivamente en toda su extensión, nos afectará a todos. Viola nuestros derechos en todos los frentes, y representa un golpe a la ya débil democracia que sufrimos, tan sólo para proteger las cuentas de resultados de las grandes empresas.

Regulaciones ambientales, normas alimentarias o sobre protección de datos, parecen ser los grandes caballos de batalla que se han de librar. Lo poco que se ha publicado oficialmente sobre el tema es muy engañoso, lógicamente para no descubrir las inmensas influencias que dicho Acuerdo va a representar sobre los referidos ámbitos. Como decimos, grandes reuniones al más alto nivel con el mundo empresarial han constituido la mayoría de los eventos celebrados hasta el momento, donde han estado representados los lobbys de la industria automovilística, armamentística, la banca, las empresas de alta tecnología médica, la industria alimentaria, la farmacéutica, y la química. No hay ni un sólo participantante no empresarial, que represente a la sociedad civil, a los consumidores, a las ONG’s o a los sindicatos, en estos grupos consultivos. De entrada, por tanto, nula representación de los intereses de la ciudadanía, únicamente de las grandes empresas. Y como es bien sabido, la falta de información, la opacidad, el sesgo y el secretismo no son buenos consejeros en procesos de este tipo, máxime en aquéllos que implican tan diferentes intereses. La explicación de todo ello es bien clara: si la población europea conociera los impactos y consecuencias potenciales de este Acuerdo, seguramente protagonizaría una generalizada oposición al mismo.

Y por supuesto, los estudios independientes de impacto que guían las negociaciones, son en realidad estudios escritos por la propia Comisión Europea, así como por los gigantes empresariales, precisamente aquéllos que tienen tremendos intereses en juego en el Acuerdo Comercial Transpacífico. Y ante la poca fuerza institucional que posee el Parlamento Europeo, la transparencia en este asunto brilla por su ausencia. Por otra parte, y según algunos expertos independientes consultados, el TPP proporcionará a la Unión Europea unos beneficios económicos mínimos, en el mejor de los casos. Pero ya sabemos la complicidad que practica la UE con las grandes empresas. Sólo hay que fijarse en la multa impuesta a seis de los grandes bancos internacionales, por prácticas ilegales y abusivas en los acuerdos de manipulación sobre el euríbor: 1.700 millones de euros, cifra que no supone ni el 1% de sus declarados beneficios. En realidad, y como se ve, la Comisión Europea está negociando para sí misma, en favor de sus propias compañías transnacionales, pero claramente en contra de los intereses de toda la población europea. Nada nuevo bajo el sol, ya que sabemos perfectamente que la política europea está dirigida desde los despachos de tecnócratas no elegidos por la población europea, que únicamente creen en las bondades del neoliberalismo económico. El panorama está bien claro: el nuevo Acuerdo Comercial Transpacífico, cuando llegue a funcionar, dará más poder a las grandes corporaciones, y hundirá más nuestra ya débil democracia. El capítulo de Propiedad Intelectual establece provisiones para instituir un régimen legal y de vigilancia y control transnacional de gran trascendencia, que modifica o reemplaza leyes existentes en los Estados miembros del TPP. Las subsecciones del Capítulo incluyen acuerdos relacionados con patentes (que pueden producir bienes o medicamentos), derechos de autor (que pueden transmitir información), marcas registradas (que pueden describir información o bienes como auténticos) y diseño industrial. Y de los 29 capítulos actualmente en negociación, los de propiedad intelectual, inversiones y compras gubernamentales contienen propuestas, impulsadas sobre todo por Estados Unidos, para limitar el desarrollo de medicamentos genéricos, que se venden con el nombre de su principio activo y pueden elaborarse una vez que ha vencido la patente del fármaco original de marca. Los más afectados serían los pacientes, las organizaciones proveedoras, los ministerios de salud y economía, los países en desarrollo y las empresas que producen genéricos. Las 29 mesas de trabajo actuales tratan asuntos como agricultura, propiedad intelectual, medioambiente, servicios, telecomunicaciones e inversiones, entre otros. Otras medidas sobre la mesa son la imposición de patentes a procedimientos diagnósticos, terapéuticos y clínicos, y la creación de un Tribunal Supranacional para solucionar las posibles disputas entre los Estados miembros del TPP y las Corporaciones.

En cuanto a la soberanía alimentaria, se abren igualmente más sombras que luces. El negociador agrícola jefe de EE.UU. es el ex lobista de Monsanto (la criminal multinacional de la alimentación), Islam Siddique. Si fuera ratificado el TPP impondría regulaciones escarmentadoras que concederían a las corporaciones multinacionales derechos sin precedentes para exigir compensaciones con fondos públicos por políticas que las corporaciones consideran como una barrera a sus beneficios. Y por la información que tenemos, todo apunta a que están creando cuidadosamente el TPP para asegurarse de que los ciudadanos de los países involucrados no tengan ningún control sobre la seguridad alimentaria, sobre lo que coman, sobre lo que es cultivado, sobre las condiciones bajo las cuales los alimentos son cultivados y el uso de herbicidas y pesticidas. La seguridad alimentaria es solo uno de los muchos derechos y protecciones que pueden sucumbir ante esta súper-arma de control corporativo internacional. Las opiniones de algunos técnicos, científicos y críticos no se han hecho esperar. En una entrevista publicada en abril de 2013 a The Real News Network, Kevin Zeese calificó al TPP como un “Golpe Corporativo Global”, entre otros calificativos. Advirtió cosas como que “No importa cuál tema tratemos –sean salarios, puestos de trabajo, la protección del medioambiente- este Acuerdo lo va a afectar negativamente (…). Si un país da un paso para tratar de regular la industria financiera o establecer un banco público para representar el interés público, puede ser demandado…”. Y en palabras de Julian Assange, Editor Jefe de Wikileaks: “Si es instituido el régimen de Propiedad Intelectual del TPP pisotearía los derechos individuales y la libre expresión, y no respetaría las áreas públicas intelectuales y creativas. Si lees, escribes, publicas, piensas, escuchas, bailas, cantas o inventas; si cultivas o consumes alimentos; si estás enfermo ahora o puedes estarlo algún día, el TPP te tiene en el punto de mira”.

En el sitio de Avaaz.org existe una petición que llega con este texto: “Toda esta maquinación es una locura, pero aún podemos evitar el pacto — 3 países están dudando y, si se retiran ahora, el acuerdo entero podría venirse abajo. Si los líderes de Chile, Nueva Zelanda y Australia reciben un aluvión de apoyo público que les pida que den la cara por los ciudadanos, podemos hacer que esta invasión corporativa salte por los aires antes de que Monsanto descorche el champán de la victoria”. Y más adelante continúa: “Los borradores filtrados sobre el TPP parecen la lista de la compra de las súper empresas mundiales. De aprobarse, la imposición de la voluntad de las corporaciones sobre los gobiernos se establecería como norma a nivel mundial gracias a un sistema de tribunales opacos. Cortes judiciales de esta naturaleza podrán limitar el acceso a medicinas genéricas más baratas en favor de los medicamentos de marca, e incluso permitir que las compañías tabacaleras demanden a los gobiernos por normas de salud pública que amenacen sus beneficios. Casi es demasiado absurdo para ser verdad”.

En definitiva, podemos decir que el TPP es el mayor Tratado Económico y Comercial de todos los tiempos, al incluir naciones que representan más del 40% del PIB mundial. Las negociaciones del TPP se encuentran actualmente en una etapa crítica. El gobierno de Obama se prepara a pasar el Tratado TPP por la “vía rápida”, esto es, de una manera que impedirá que el Congreso de EE.UU. discuta o modifique alguna parte del mismo. Numerosos Jefes de Estado y altas personalidades del gobierno, incluyendo al Presidente Obama, han declarado su intención de firmar y ratificar el TPP antes del fin de 2013. Los actuales Estados miembros del TPP son EE.UU., Japón, México, Canadá, Australia, Malasia, Chile, Singapur, Perú, Vietnam, Nueva Zelanda y Brunei. En realidad, el TPP es el precursor del igualmente secreto pacto EE.UU.-UE, Acuerdo Transatlántico para el Comercio y la Inversión (TTIP), para el cual el Presidente Obama inició negociaciones entre EE.UU. y la UE desde enero de 2013. Juntos, el TPP y el TTIP cubrirán más de un 60% del PIB global. Ambos pactos excluyen a China. Se acercan las Elecciones Europeas de 2014, y tenemos que instar a nuestros representantes públicos en el Parlamento Europeo a que voten NO al TPP, ya que nuestra salud, nuestras finanzas, nuestra sobernía alimentaria y nuestro medioambiente están en juego con este macabro y demoledor tratado.

Más Información:Petición Avaaz: http://www.avaaz.org/es/no_champagne_for_monsanto_loc/?bJBaKeb&v=32179El peligro del TPP (La Jornada) http://www.jornada.unam.mx/2013/11/13/politica/004a1polAcuerdo Secreto de la Asociación Trans-Pacífico (TPP) (Wikileaks) https://wikileaks.org/tpp/index-es.htmlComce alerta a México sobre “puntos rojos” en TPP (El Economista) http://eleconomista.com.mx/industrias/2013/11/21/comce-alerta-mexico-sobre-puntos-rojos-ttpTPP, un acuerdo sin beneficios claros (Animal Político) http://www.animalpolitico.com/blogueros-riguroso-remix/2013/11/20/tpp-un-acuerdo-sin-beneficios-claros/#axzz2mb9gi9rlTPP: Más que un acuerdo comercial (Los Andes) http://www.losandes.com.pe/Opinion/20131205/76868.htmlMonsanto, el TPP y la dominación global de los alimentos (piensaChile.com) http://piensachile.com/2013/12/monsanto-el-tpp-y-la-dominacion-global-de-los-alimentos/
tpp
Sol Ahimsa Colomgia 2018

About cajadepandora

Equipo de La Caja de Pandora

Check Also

“SATANÁS – Una Biografía No Autorizada” con Salvador Hurtado en CHARLAS CON TOTE

Este libro se deriva de una ardua investigación, de 5 años, sobre el arquetipo del …

Cómo ajustar tu reloj Biológico en Protocolos de Hidratación en Equinoccios y Solsticios – 2 de 5

Puedes escucharlo, leerlo o bajarte el  PDF en este enlace – Artículo 2 de 5 – …

LA PRUEBA Programa #16 por Alfonso Trinidad – El Mundo es diferente a lo que vemos y nos Cuentan

 El mundo es diferente a lo que vemos y nos cuentan. Cada semana buscaremos esas …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.